Despachos de cobranza. Bancos que más los usan en México

[ad_1]

Ciudad de México /

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) calcula que los bancos en México trabajan con por lo menos 475 despachos de cobranza, mientras que el sector financiero opera con 2 mil 653.

De acuerdo con el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco), se trata de instituciones mediante las cuales las instituciones financieras se apoyan para realizar la gestión de cobro de sus créditos, prestamos o financiamientos que se encuentran vencidos.

De acuerdo con el Redeco, Banco Azteca es la institución con el mayor número de despachos de cobranza y personas físicas con 317; seguido de Banorte con 25, Citibanamex 15, ABC Capital 13; mientras que Banco Inbursa y CIbanco trabajan con 11.

Santander y BBVA México tienen 9 despachos de cobranza, Scotiabank 8, mientras HSBC tiene 3 al igual que BanCoppel y Compartamos Banco.

“Uno no se atrasa porque quiere, sino porque algunas circunstancias económicas nos llevan a dejar de pagar, entonces eso no significa que seamos malos pagadores y que por eso nos tengan que tratar mal y deben ser respetuoso y adecuados en su tratar”, reiteró.

La banca de desarrollo tiene 15 despachos registrados, Sofomes tienen mil 185, las Sofom 228, las cajas de ahorro tienen 385 registros y las sofipos tienen 326 despachos registrados ante la Condusef, portal en donde se pueden consultar los nombres de las entidades.

Hasta agosto pasado, la Condusef ha registrado más de 18 mil quejas en contra de los despachos de cobranza. Es importe recordar que existen algunos bancos que tienen sus propias áreas de cobranza, mismas que operan con personas físicas.

Condusef destacó que los despachos de cobranza deben respetar el horario de 7 de la mañana a 10 de la noche, además de que deben documentar por escrito el arreglo al que lleguen con el deudor ya que son los encargados de negociar las posibilidades de créditos de entre 4 a seis meses sin pago del mismo con facilidades; así mismo no pueden recibir dinero, se deben hacer con la institución financiera.

Agregó que los despachos de cobranza no pueden ofender ni intimidar o maltratar a los deudores y sus familias, tampoco hacer de conocimiento público la deuda con carteles ni enviar documentos que parezcan oficiales de tribunales judiciales ni escritos amenazantes.

“En caso de que estos despachos de cobranza violen las normas establecidas, se pueda presentar una queja ante la Condusef de manera sencilla, permite tener a la ciudadanía de manera rápida la información de estos despachos y presentar de manera muy ágil una queja para que esta sea presentada por la propia institución financiera”, explicó.

lvm



[ad_2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *