EU vive repunte de peticiones de ayuda para desempleados

[ad_1]

Las nuevas solicitudes de ayuda para el desempleo en Estados Unidos aumentaron la semana pasada a casi 900 mil, en medio de preocupaciones de que la recuperación del mercado laboral se estancó, mientras la Casa Blanca y los demócratas siguen enfrentados por un nuevo acuerdo de estímulo antes de las elecciones presidenciales.

Las peticiones iniciales para el seguro de desempleo aumentaron en 53 mil para llegar a 898 mil sobre una base ajustada estacionalmente, informó ayer el Departamento del Trabajo de EU. Los economistas esperaban 825 mil solicitudes.

También hubo 372 mil 891 nuevas solicitudes no ajustadas a través del programa federal de Asistencia de Desempleo por la Pandemia (PUA, por su sigla en inglés), que ofrece beneficios a los trabajadores independientes y de otro tipo que no califican para la compensación por desempleo habitual. Las peticiones para el PUA bajaron desde la cifra de 463 mil 897.

“Con base en los datos de las solicitudes de desempleo de hoy (ayer), la situación del empleo se está desvaneciendo más rápido de lo esperado, probablemente afectada por decenas de miles de despidos por parte de los principales empleadores, como las líneas aéreas y Disney”, dijo Robert Frick, economista corporativo de Navy Federal Credit Union.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EU, y Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes demócrata, hablaron el miércoles pasado para continuar con una negociación sobre un nuevo paquete de estímulos, incluidos beneficios de desempleo suplementarios y ayuda para aerolíneas.

Mnuchin afirmó ayer que él y Donald Trump están comprometidos a seguir trabajando para llegar a un acuerdo. El secretario tiene planes de informar a Pelosi que no permitirá que los desacuerdos sobre el financiamiento de las pruebas de coronavirus descarrilen las conversaciones, y dijo que la administración estará “básicamente de acuerdo con su vocabulario respecto las pruebas sujeto a algunos problemas menores”, dijo a CNBC.

En una entrevista con Fox Business, Trump dijo que existe la posibilidad de que las dos partes lleguen a un acuerdo antes de las elecciones, e indicó que estará dispuesto a aumentar la oferta del monto del estímulo de la Casa Blanca más allá de los 1.8 billones de dólares actuales.

El Congreso aprobó en marzo 600 dólares por semana en ayuda adicional, casi al mismo tiempo que las solicitudes semanales para la ayuda alcanzaron un máximo de 6.9 ​​millones. Ese beneficio venció a finales de julio; Trump firmó una orden para ampliarlo a un nivel menor, aunque los economistas estiman que los fondos para el programa se agotarán aproximadamente cinco semanas después de que cada estado solicite participar.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y otros funcionarios del banco advirtieron que la recuperación de la economía estadunidense se va a desacelerar a medida que se desvanezca el impacto del estímulo que se proporcionó al principio de la pandemia.

EU ya recuperó la mitad de los 22 millones de puestos de trabajo que se habían perdido en el punto más alto de los confinamientos por coronavirus en marzo y abril. Los empleadores contrataron a 661 mil personas en septiembre, en comparación con más contrataciones en cada uno de los cuatro meses anteriores. La tasa de desempleo cayó a 7.9 por ciento, por debajo del punto máximo de la era de la pandemia de 14.7 por ciento.

Richard Flynn, director para Reino Unido de la firma estadunidense de servicios financieros Charles Schwab, dijo: “Los empleadores recortaron trabajadores, los anuncios de recortes de empleo cayeron y las vacantes subieron desde el peor momento de la pandemia, pero la cantidad de empleos permanentes perdidos subió. Sin más estímulo es probable que se generalicen estas pérdidas de empleos permanentes”.

Los últimos datos de solicitudes para ayuda por el seguro de desempleo se producen cuando algunos estados se enfrentan a mayores niveles de nuevos casos de coronavirus y hospitalizaciones, y los funcionarios de salud advierten sobre nuevos brotes en partes del Medio Oeste. Nueva York y Nueva Jersey, dos de los estados más afectados en los primeros meses de la pandemia, también informaron sobre un aumento de nuevas infecciones en las últimas semanas. Los brotes de verano en el sur y el oeste de EU ya cesaron, algo que llevó a estados como Florida y Texas a flexibilizar las restricciones para las empresas.

Indiana, Illinois y Massachusetts registraron el mayor aumento en las solicitudes para el seguro de desempleo, de acuerdo con las cifras estatales anticipadas que no tienen un ajuste estacional. El ritmo de las peticiones también aumentó en Georgia, Washington, Nueva York y Nueva Jersey.

El número de estadunidenses que reciben activamente ayuda estatal para el desempleo se redujo en 2.7 millones en tres semanas. Las solicitudes continuas llegaron a un total de 10 millones en la semana que terminó el 3 de octubre, una cifra que fue inferior a los 11.2 millones de la semana anterior. La tasa de desempleo de los asegurados, considerada una medida alternativa, cayó de 7.7 a 6.8 por ciento. 

“Si bien el número de solicitudes continuas se mantuvo en descenso, esa tendencia positiva se sigue compensando en parte por un aumento en el número de personas que agotaron los beneficios regulares, una prueba más de los efectos adversos más duraderos de la pandemia”, dijeron analistas de Oxford Economics.

El informe de solicitudes para el seguro de desempleo también mostró que 25.3 millones de personas estaban pidiendo beneficios en todos los programas estatales y federales hasta el 26 de septiembre, un poco menos que los 25.5 millones, de acuerdo con las cifras no ajustadas que se informan con un retraso de dos semanas.

Los datos nacionales de la semana pasada incluían una estimación de California, que dejó de aceptar temporalmente las solicitudes de desempleo para abordar asuntos de fraude y poder solucionar la acumulación de peticiones.

CLAVES

EMPRESAS

El número de empresas creadas en Estados Unidos alcanzó un récord en el tercer trimestre, al subir 77.4 por ciento, para alcanzar 1.6 millones de aperturas. 

ALZA RÉCORD

Según la Oficina del Censo de EU, el indicador también creció 82.3 por ciento en su variación anual. Este medidor nunca había superado el millón desde que se comenzó a publicar en 2004. 

POCO TRABAJO

Más de 12 millones de estadunidenses siguen desempleados, y desde el inicio de la pandemia, 26 millones perdieron su empleo o vieron caer sus ingresos.



[ad_2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *