La crisis de Fuerza Civil

[ad_1]

En plena semana del Quinto Informe de Gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, se hablará mucho, y es normal, de cada uno de los rubros trascendentes.

Todos lo son: las finanzas, el desarrollo económico, la salud y más.

Pero pocos impactan tanto a los demás rubros como el de la inseguridad. Sí, es cierto que en tiempos de la pandemia parece como si desapareciera todo lo demás, pero no es así.

Vivimos en el mismo lugar que en enero o febrero; los delincuentes no guardan la sana distancia ni el aislamiento.

Menos cuando se sabe que al menos en Nuevo León operan tres cárteles del narco, como informó en la conferencia matutina hace unos días Alfonso Durazo.

La inercia nos llevó a centrar la atención en la salud y puso a un lado las reuniones de seguridad matutinas, donde se informaba cómo íbamos en delitos en general. Pero los hechos diarios y las denuncias van en aumento.

Eso ha provocado que Fuerza Civil esté pasando por un reto mayor, y en consecuencia, por momentos difíciles.

Esto se evidencia en casos como el de la colonia Los Cristales, donde elementos de esta corporación balearon a un grupo de albañiles desarmados, que solo estaban bebiendo frente a una vivienda. Se armó la riña y acabó mal.

Fuerza Civil no es para eso, nació para enfrentar a delincuentes de verdad, no para detener borrachos.

Esta “mala hazaña” de los policías ocurre porque evidentemente están haciendo el trabajo que los municipios han dejado a un lado.

Eso les ha cargado el trabajo y por lógica ha aumentado exponencialmente la mala percepción que existe sobre la corporación.

No solo ese episodio está pendiente, son muchos errores que han costado vidas, y este hecho de los albañiles tiene como agravante que los mismos elementos actuaron como primer respondiente, y no está claro cómo se hará justicia.

En descargo hay que decir que hay avances significativos en otras áreas de la Secretaría de Seguridad, que dentro de sus 7 mil 500 elementos, también abundan los buenos y comprometidos.

Por eso hay que reconocer cuando se equivocan, por eso debe haber sanciones ejemplares, porque Fuerza Civil es de todos, porque la necesitamos todos. 



[ad_2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *