López-Gatell o la politización de la pandemia

[ad_1]

La pandemia de covid 19 ha causado estragos en la sociedad, al ser una enfermedad muy contagiosa y para la cual no existe cura todavía y que en algunos casos resulta mortal. En relación a esto, el saldo político deriva de culpar al o los gobiernos del mal manejo de la crisis sanitaria y fundamentalmente de los decesos, cuando se determina una tasa de letalidad que consiste en dividir el número de muertos entre el número de enfermos. Esta relación tiene dos variables: por una parte el número de enfermos, que depende de su detección por cualquier medio -desde la prueba para detectar el virus en las personas hasta los aspectos clínicos que permiten diagnosticarla-, y por otra el número de personas fallecidas, que depende de sus condiciones naturales, así esta tasa puede variar de acuerdo con la detección correcta del número de infectados, pues si existe subregistro sube la tasa de letalidad, y si este número es alto para el mismo número de fallecidos, la tasa baja. Pero esto no reduce el número de muertos sino su relación con el número de enfermos, así que no debe confundirse una cosa con la otra.

Otro indicador es la TCM, la tasa cruda de mortalidad, que parece más certera, y consiste en calcular el número de muertes por esta enfermedad por cada millón de habitantes. Esto en relación a lo dicho por la senadora Lily Téllez quien culpó a López-Gatell por los muertos y de la elevada tasa de letalidad en México diciendo que esto era porque no se habían hecho pruebas suficientes para detectar el covid19, como si hacerse la prueba fuera como ponerse una vacuna.

Lo llamó “pequeño virrey de las camas vacías y de los muertos en casa”, buscando un protagonismo exacerbado quizás en ánimo de ser candidata a algo.

Si México tiene una elevada tasa de letalidad podría ser por muchos factores, desde un subregistro de enfermos, hasta una morbilidad preexistente que provoca una debilidad orgánica ante el covid19. Pues la senadora panista puso el dedo en la llaga, aunque sin duda con fines partidistas, en realidad la enfermedad es difícil de combatir y mortal en algunos casos, lo cual depende de la respuesta del organismo. La atención hospitalaria es con paliativos en espera de que el organismo reaccione, sin embargo, culpar a López-Gatell de los muertos resulta una acusación sin fundamento.



[ad_2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *