UDEM crea cátedra y premio en honor a Jorge L. Garza

[ad_1]

Un regiomontano inquieto, tenaz y visionario genuino, que con los años exploró proyectos industriales a pesar de un entorno económico frágil en el país – don Jorge L. Garza – será ahora inspiración para muchos estudiantes orientados al emprendimiento.

A partir de este 2020 y de manera ininterrumpida en los años subsecuentes, la Universidad de Monterrey rendirá un homenaje a este empresario con la inauguración de la Cátedra Jorge L. Garza UDEM Inspira y la implementación del Premio que también llevará su nombre, en reconocimiento al desarrollo de iniciativas de emprendimiento social e innovación en distintas disciplinas.

El lanzamiento de ambos proyectos se realizó de forma virtual, con la presencia de Eugenio y Ana Cristina Garza Herrera, hijos de Jorge L. Garza, y Amalia Herrera de Garza, su compañera de vida; mientras que, por parte de la UDEM, se contó con la participación de Álvaro Fernández Garza, presidente del Consejo, y Mario Páez González, rector.

Jorge L. Garza se distinguió como un líder que confió y alentó el talento de su gente, hizo prósperas organizaciones como Xignux (antes Axa), apostó por el crecimiento de su negocio incursionando en los ramos automotriz y alimenticio, y enseñó a todos sus colaboradores a verse y tratarse como una gran familia.

La Cátedra Jorge L. Garza UDEM Inspira desarrollará temáticas relacionadas a cada una de las Escuelas de la UDEM para inspirar la creación de proyectos de investigación y estimular la creatividad de estudiantes de preparatoria, profesional y posgrado a nivel nacional.

Se trata de un evento de formación para jóvenes único en su tipo, de edición anual donde se programarán conferencias presenciales y remotas, así como talleres especializados e interdisciplinarios, espacios de networking, ferias para intercambio de empresas sociales y actividades culturales.

En su mensaje, Fernández Garza afirmó que la familia Garza Herrera ha hecho un parteaguas en la historia del país, tanto en lo económico, industrial y científico como en su esfuerzo por educar, sensibilizar y crear ciudadanía.

El presidente del Consejo de la UDEM se refirió a Monterrey como una ciudad que ha dado una estirpe de personas que actúan con lo que tienen a la mano, pero miran hacia el cielo, sin límites.

“El perfecto y destacado ejemplo para mí es el tío Jorge, siempre leal, cumplidor de su palabra y sin rendirse hasta haber dado el máximo esfuerzo, y un poco más”, sostuvo.

Fernández Garza señaló que don Jorge Garza impulsó en la entidad el crecimiento de la industria y del espíritu; la innovación y los valores; la ciencia y la cultura.

“Personas como él han hecho grande nuestra tierra; por eso, muchos años aún después de su partida, lo seguimos recordando a través de su legado”, indicó.

Eugenio Garza Herrera, uno de los hijos mayores del empresario regiomontano, recordó la propensión de su padre por “apostarle a México”, promover el desarrollo del país, porque al país “solo pueden hacerlo grande los propios mexicanos”.

“Se dice mucho que ‘de los jóvenes depende el futuro del país’… y así es… pero yo quiero replantear esta frase: de ustedes, estudiantes de la UDEM, depende que México tenga más líderes, y sabemos que nada sucede si la persona no se hace responsable y logra que todos hagan su propia labor”, indicó.

El también empresario mencionó que Jorge L. Garza fundó empresas, apoyó proyectos, inició relaciones de negocio con extranjeros, participó en consejos de administración e instituciones de asistencia social, impulsó a su ciudad y a su país, y, sobre todo, impactó positivamente la vida de muchas personas.

“Es un orgullo para mí y mi familia que hoy la Universidad de Monterrey concrete y capitalice su experiencia de vida (de Jorge L. Garza) para el aprovechamiento y la inspiración de futuros profesionistas”, expresó.

Ana Cristina Garza Herrera, la menor de las 12 hijas e hijos de don Jorge L. Garza, se congratuló del legado de su padre, quien le dio un significado valioso al trabajo y enfatizó el propósito de servir, además de que para la sociedad fue un líder tenaz que se ganaba el respeto mediante el trabajo.

En su intervención, deseó que cada uno de los estudiantes y profesionales encuentren inspiración e impulso para comenzar a construir su propio legado y manifestó su anhelo de que, a raíz de la Cátedra Jorge L. Garza UDEM Inspira, surja, resurja o se consolide el líder que cada uno lleva dentro.

“Esta Cátedra nos invita a empeñarnos a sacar nuestra mejor versión y a elevar el potencial de nuestras vocaciones en lo que nos toca ser y hacer en la vida, en favor de hacer felices y transformar positivamente a los que nos rodean”, afirmó.

Por su parte, el rector Mario Páez González enfatizó que la UDEM coincide con los valores de Jorge L. Garza, porque ve por la innovación y la tecnología sin dejar de lado el aspecto humano y de compromiso con la sostenibilidad del medio ambiente.

“Compartimos una visión integral del crecimiento de las personas e, igual que él, nos gusta hacer las cosas bien y a lo grande”, manifestó.

Agregó que, con la Cátedra, los jóvenes vivirán el legado de don Jorge, tendrán numerosas posibilidades de aprender de conferencistas y ponentes, pensadores y creadores de todas las disciplinas.

Durante la ceremonia de lanzamiento, Amalia Herrera de Garza fue quien develó la imagen de la Cátedra, una pieza única, realizada por el artista José Pineda.

Labrada en madera, esta pieza representa la diversidad del legado de Jorge L. Garza, su visión, su pasión, su dedicación, su ímpetu, sus valores que inspirarán y darán impulso a las nuevas generaciones y sus ideas que nazcan de la Cátedra.

El evento podrá volverse a vivir en udem.edu.mx/catedrajorgegarza.



[ad_2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *