Mañaneras y derecho de réplica

[ad_1]

La apertura natural al derecho de réplica es acaso uno de los elementos que más dignifican el ejercicio periodístico y su cada vez más extendida práctica está a la vista del consumidor de noticias, sea en medios impresos, algunos aun con espacios exclusivos para tal correspondencia, sea en los electrónicos, hoy tan solicitados.

A veces parece perderse esa noción en medio del debate en tiempo real que propician las redes sociales, pero si algo hay en este nuevo mundo de las comunicaciones es intercambio, respuestas, reacciones y alusiones que muchas veces no necesitan de más de 24 horas. Sin embargo, en el caso de los medios impresos, siempre se impone un espacio y la publicación deberá aguardar un día.

El Presidente, por eso, ha decidido convertir su mañanera, con el paso de los meses, en una auténtica Secretaría de Bienestar y Derecho de Réplica (recordemos que todo debe llevar el apellido “Bienestar”), comandada por él mismo, faltaba más, y de la idea original de ser una reunión con visos de rendición diaria de cuentas y transparencia se ha pasado a un escaparate que un día sí y otro también exhibe y repudia críticas en medios.

Sin menoscabar el derecho de réplica, más bien reivindicándolo, hay que anotar que la gestión de gobierno implica el análisis desde los espacios periodísticos y de centros de investigación, que no pocas veces va a derivar en críticas, desde las basadas en argumentos hasta las cocinadas en el hígado de algún francotirador de poca monta que al final de cuentas procede con la misma lógica que los micos aplaudidores de primera fila.

El mandatario sabe de qué se trata. Él mismo fue un crítico feroz de los gobiernos desde Salinas hasta Peña Nieto, el más si es que debe decirse un nombre. Ahora, empero, se llama a sorpresa, estratégicamente, y monta un espectáculo disfrazado de “derecho de réplica” para ocuparse de los periodistas y desentenderse de los temas que debieran regir su agenda, más allá del penacho de Moctezuma.

De proseguir con esta dinámica, nada sería más razonable que designe a un titular de la secretaría aquí garigoleada para que responda “los ataques” y él se dedique a gobernar, que mucho falta por hacer.

@acvilleda



[ad_2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *