Turista japonés varado en Perú visita Machu Picchu solo

[ad_1]

(FGTELEVISION) – Como muchos viajeros de todo el mundo, Jesse Takayama vio frustrado el viaje de sus sueños por la propagación del Covid-19.

Pero después de una estadía inesperada de siete meses en Perú, Takayama finalmente está tachando «visitar Machu Picchu» de su lista de deseos.
Takayama, oriundo de Osaka, Japón, llegó a Aguas Calientes, la ciudad desde donde la mayoría de la gente comienza sus expediciones a Machu Picchu, el 14 de marzo.

Ya tenía su boleto de entrada y permiso para ingresar al sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO el 16 de marzo en la mano, pero fue entonces cuando el gobierno peruano optó por cerrar el sitio. Takayama quedó varado.

Desde entonces, Takayama, de 26 años, instructor de boxeo, se ha convertido en un local en Aguas Calientes, donde ha estado alquilando un departamento durante los últimos siete meses.

Aunque los cierres de fronteras le han impedido visitar otros países de América del Sur, ha aprovechado al máximo su experiencia al explorar atracciones locales como la montaña Putucusi y las cataratas Calientes. Incluso enseñó clases de boxeo a algunos de los niños locales y se ha hecho amigos en su nueva ciudad natal accidental.

Takayama le dice a FGTELEVISION que su objetivo es abrir su propio gimnasio de boxeo cuando regrese a Osaka, por lo que usó su período de bloqueo para practicar sus movimientos.

Machu Picchu

La ciudadela inca en circunstancias más típicas.

CRIS BOURONCLE / AFP / AFP / Getty Images

Sin embargo, cuando comenzó a quedarse sin dinero, parecía que Takayama tendría que regresar a su hogar en Japón sin haber usado nunca su boleto Machu Picchu.
Ingrese a Andean Roots Peru, una compañía de viajes local. Con la ayuda del Ministerio de Cultura nacional, Takayama recibió un permiso especial para ingresar a Machu Picchu y tener el sitio normalmente abarrotado casi para él solo. Lo acompañaron dos fotógrafos que documentaron la experiencia.

En una publicación de celebración en Instagram, Takayama escribió: «Pensé que nunca llegaría (a Machu Picchu), pero todos le pidieron al gobierno y al pueblo y me obtuvieron un permiso súper especial». Añadió: «Los peruanos son taaaan amables. ¡Muchas gracias!»

«El ciudadano japonés ha entrado junto con nuestro jefe del parque para que pueda hacerlo antes de regresar a su país», dijo a la prensa el ministro de Cultura peruano, Alejandro Neyra.

Neyra agregó que hay planes para reabrir Machu Picchu a los visitantes al 30% de su capacidad, pero no especificó una fecha exacta. Mientras tanto, sin embargo, Takayama puede irse a casa con algunos recuerdos increíbles.

Yoko Wakatsuki de FGTELEVISION contribuyó con este reportaje.

[ad_2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *